En nuestra empresa estamos especializados en reciclaje de residuos en Bizkaia. Entre las diferentes tareas que realizamos, está la de recoger y adquirir diferentes metales de desecho, de chatarra. Nuestros años de experiencia ofreciendo estos servicios nos han permitido conocer mucho mejor cuáles son los diferentes orígenes que tiene la chatarra que llega hasta nuestras instalaciones. En este artículo veremos cuáles son las principales categorías en las que habitualmente se clasifica la chatarra y sus diferencias: la chatarra obsoleta, la industrial y la chatarra propia.

La chatarra obsoleta, como bien sabemos en nuestra empresa de reciclaje de residuos en Bizkaia, supone el porcentaje más alto de chatarra que manejamos. Denominamos así a aquella chatarra procedente de elementos que han dejado de ser útiles. Esto abarca desde bienes de uso doméstico, a automóviles, etc. Es importante proceder a su correcta gestión una vez que pasan a ser desechos, puesto que, en caso contrario, pueden suponer un importante impacto medioambiental. Esta es la chatarra que gestionamos en nuestra empresa principalmente.

La llamada chatarra propia es aquella que se crea, que se genera, en las propias refinerías, fábricas o fundiciones. Esta clase de chatarra no abandona estos ciclos y se mantiene dentro de los procesos productivos de estas factorías.

Por último, la denominada chatarra industrial es aquellas que procede de los excedentes de determinados procesos de fabricación en los que se emplean metales. Por ejemplo, sería chatarra industrial los restos no empleados de metal usado para carrocerías de automóviles.

En Chatarras - Metales Sindo somos especialistas en la gestión de residuos metálicos.